viernes, 7 de mayo de 2010

CRÓNICA RUMBERA EN LA CIUDAD DE MONTERÍA

Por: David Andrés Buelvas Bustos - Queynny Paola Marrugo
Salíamos de una clase práctica que hacemos en un colegio en el sur de Montería, eran aproximadamente las cinco y quince de la tarde rumbo a un estadero cerca del lugar, donde un jueves atrás ya habíamos estado. Alrededor de siete compañeros de la universidad más nosotros dos llegamos al lugar; en una estación de gasolina muy popular donde queda “La Vaquita” un mini-supermercado con carpas para quienes deseen tomarse una buena cerveza en esta calurosa ciudad: dicen nuestros viejos rumberos que este lugar llego a hacer uno de los puntos “calientes” de la rumba los fines de semana en la capital Cordobesa.



Estando en el lugar, surgió el gran dilema, qué vamos a tomar y quienes estaban dispuestos a apoyarnos para pagar la cuenta del licor, después de solucionar éste pequeño “inconveniente”, iniciamos lo que sería una larga noche y muy variada a pesar de no estar planeada de esta manera.



Ya con el servicio de aguardiente en la mesa, se tocaron varios temas de interés, lo que llamaríamos una gran e interesante “tertulia” entre los posibles comunicadores del mañana. Surgieron temas tan interesantes como planear las maldades futuras en clase, recordamos momentos ya vividos y personajes muy reconocidos para los estudiantes de séptimo semestre de comunicación social - UPB, sin dejar de lado los que hicieron falta en esta ocasión: la Nena, Nohelia, La Faralá, Pablo (el cachaco) la Chery del Carito y otros más.


Entre risas, comentarios y por supuesto los tragos, las manecillas del reloj no se detenían y marcaban las seis y media cuando se nos unió al grupo, un parche que acabábamos de conocer y la guitarra de uno de ellos que nos interpretó varios temas vallenatos reconocidos y hasta uno de su autoría llamado “La Sabanera”. Minutos más tarde, también se unió un viejo amigo para nosotros y desde esa noche, nuevo para el resto de los integrantes.



Se acabó el licor, y decidimos decirnos adiós, aunque no del todo, pues íbamos en un mismo carro sin rumbo fijo, algunos compañeros se quedaron en el camino y con la ayuda del licor y de la música surgió la idea de seguir tomando; esta vez nos dirigimos a Bora – Bora Sun of a Beach ubicado en la avenida circunvalar con calle quince, entramos al lugar que en ese momento se encontraba solo y decidimos irnos al preguntar por el valor del servicio de licor que íbamos a consumir, como buenos tomadores ante todo: ¡La economía! al tener presente que no era el único lugar y conocemos de otros mucho más económicos y con mejor servicio, llegamos a la conclusión que no sería una sola botella la que nos terminaría de embriagar.



El reloj marcaba aproximadamente las ocho de la noche y después de proponer distintos sitios de la ciudad, decidimos llegar a la llamada Zona Rosa o pasaje del sol, para terminar decidiéndonos por ‘Santos Licores’ primero una botella, luego otra y en el transcurso de la noche llegaron otros tres personajes, la popular Cati Cat como le llamamos, Violet siempre con una sonrisa de oreja a oreja y Julieta, una linda flaca que con sus comentarios nos entretuvo un buen tiempo.



La noche aun no acababa y estuvimos en el lugar cerca de tres horas cuando otra vez surgió la idea de cambiar de sitio y estábamos dispuestos a recorrer la ciudad, de la vaquita a Bora-Bora, de Bora-Bora a Santos Licores y de Santos al destino final de la noche que fue People una discoteca gay de tradición en la ciudad y hasta hace poco la única que existía.
Además, aprovechando que People estaba recién remodelada, llegamos y el lugar estaba solo, lo primero que hicimos fue entrar al baño, ¡oh sorpresa! las mujeres tenían la posibilidad o única opción de observar como los hombres cumplían con su necesidad fisiológica, pues el baño es unisex, además de los orinales para los hombres, también había lugar para las mujeres en unos sanitarios un poco más privados. Esa fue la primera impresión y aterrizaje que tuvieron varios que por primera vez asistían a un lugar como ese.

Ya, empezábamos a acoplarnos al lugar, cuando sin esperarlo empezaron las demostraciones de afecto por parte de una pareja de hombres, detalle que nunca habían visto en vivo y directo algunos del grupo; aunque fue más chistoso ver a una de nuestras acompañantes con una cara de tragedia al no asimilar lo que observaba.
A pesar de las confusiones de varios de nosotros, disfrutábamos el momento, entre electrónica, reggaeton, pop y vallenato, nos burlábamos de nuestra situación, como periodistas asechados por muchas preguntas, por lo que decidimos interrogar a los dos barman que estaban en el lugar; preguntas como: ¿Cómo se comportan las personas en el lugar?, ¿Es frecuente encontrarse con parejas de heterosexuales, en esos sitios?, entre otras inquietudes con las que pudimos pasar de imprudentes, ignorantes o simplemente internos en un pequeño mundo desconocido.
Después de resueltas varias dudas y estar en estado de alicoramiento, la música y la noche loca empezó a rendirnos uno a uno, algunos por compromisos académicos y no faltó a quién tuvieron que llevar a su casa porque no podía por si solo debido a su estado.
Al día siguiente, con un pronunciado guayabo y con una madrugada obligada por compromisos académicos dentro de los cuales el presente, los buenos amigos e integrantes y compañero de este trabajo, sentados bajo un sol inclemente y una buena bebida helada reflexionábamos y pensábamos en todos los lugares que nos faltaron. Actualmente en Montería existen una variedad de sitios rumberos que están obteniendo reconocimientos e innovando para atraer a más “rumberos” en la ciudad y solo en parte de una tarde y el resto de la noche, escuchamos varios géneros y visitamos diferentes lugares.



Hay sitios para todos los gustos, a quien le gusta el vallenato, la salsa, el merengue o música tropical; pero también para quienes les gusta la música electrónica, pop, rock, house y más géneros. Además de los lugares tradicionales, también existe el público gay o bisexual y sitios para éste gremio. Si se trata de lugares o precios, no sólo está el Pasaje del Sol, en La Avenida Primera entre calles 24 y 33, se encuentran negocios, entre los que están espacios para rumbear y también para jugar billar o bingo, restaurantes o simplemente para sentarse a tomarse ya sea una cerveza o quizá un café.



La ciudad de Montería también tiene opciones para los que salen de rumba de miércoles a domingo, en esta avenida de la ciudad también pensaron en un lugar para aquellas personas que la rumba empieza a mitad de semana y termina el lunes en la madrugada, sin faltar por supuesto, un lugar ubicado en la calle principal de La Granja, un barrio al sur de la ciudad donde en la discoteca Arawana, pueden encontrarse con los personajes más reconocidos de la rumba, pero eso si, no hasta las tres de la mañana como normalmente es permitido el resto de la semana; los domingos es sólo hasta la una.



Para no alargar más el texto, Montería en materia de rumba y diversión tiene varias opciones como las mencionadas y las que faltan que son la mayoría, como dicen por ahí, entre gusto y gusto no hay disgustos y por algo se venden las telas, en este caso seria el licor. La ciudad se ha convertido en un excelente destino rumbero para quienes nos visitan de pueblos aledaños, diferentes ciudades, departamentos o países del mundo… definitivamente vale la pena conocerla!

23 comentarios:

rosana dijo...

me parece super esta publicacion, tiene un muy buen escrito, muy bien redactado y deja muy claro lo bueno que es pasarla bien en la ciudad de monteria. bien por ello. felicidades!!

Sylvana Durango dijo...

Buena gira rumbera. Es precisamente en ese tipo de recorridos en los que se descubren esas caras diferentes de la ciudad, que aunque por lo general no están a la vista, siempre es bueno conocerlas.

Anónimo dijo...

Exelente publicacion. Ya es hora de exaltar el crecimiento de la ciudad y esta es una buena forma de hacerlo porque con la variedad de lugares para la recreacion y el exparcimiento se evidencia la variedad de gente, sus gustos, personalidades e inclinaciones, en este escrito se muestra que la gente de nuestra ciudad ya tiene el derecho de pensar y divertirse diferente y no tiene miedo de hacerlo.

Sigan escribiendo y contando como somos los sinuanos, sigan escribiendo la historia de Monteria, Y POR SUPUESTO ¡SIGAN RUMBEANDO!

maria dijo...

REGIOS!! y Monteria hermosa como siempre! je je je que rico paseito! un abrazo a todos los rumberos monterianos saludos. ¡BUENA PUBLICACIÓN! bacano

Anónimo dijo...

Antes que nada quiero decir que no soy un lector constante.
Pero este tipo de documentos son los que incentivan a leer y no dejarlo a medias.
Me parece un escrito fresco, joven y sobre todo algo mucho mas interesante, basado en una experiencia real.
Esto e slo que necesitamos para que los joveces quieran seguir leyendo.....FELICITACIONES

Mauro A. Jimenez Rudas

David Andrés Buelvas Y Anabell Espinoza dijo...

Gracias queridos leectores... Montería definitivamente vale la pena conocerlo!
Una pregunta para el anonimo numero uno... ¿Quien eres? me gusto mucho tu comentario.
Un abrazo!

Victor Suarez dijo...

Felicitaciones… Excelente crónica, que más que un buen trabajo cuando se hace y se vive en carne propia.

Soy de la ciudad de Medellín y puedo evidenciar en la crónica realizada por ustedes, que eso mismo fue lo que yo viví en la ciudad de Montería en las oportunidades que la he visitado, su gente, su variedad de costumbres, culturas e ideologías hacen que la capital cordobesa sea muy buena anfitriona… y sean nuevas opciones para las personas que buscan conocer nuevos destinos, ustedes como jóvenes universitarios y con gran sentido de pertenencia son quienes ayudan aun mas al crecimiento de su departamento y de nuestro país, Nuevamente exalto el buen trabajo de esta crónica. “llevemos siempre con nosotros el valor de la responsabilidad este nos lleva a ser hombres de bien, generando el bienestar general y el desarrollo de Colombia” gracias!

Megumi-san dijo...

Definitivamente se tomaron el trabajo de vivir la experiencia.

Una nota fresca y de actualidad, además de emplear un lenguaje sencillo y dinámico...

Saluditos.

Gianna.

Anónimo dijo...

me parece interesante el tipo de crónica que plantean en este articulo, pues pienso que el periodismo debe ser de manera vivencia, donde el lector se sienta plenamente identificado con la situación que plantea el escritor, por otro lado es un lenguaje claro y directo que hace mas ameno el relato, pues ¿quien no se ha ido de rumba con sus compañeros clase alguna vez?, creo que todos lo hemos hecho, interesante la ruta rumbera y el planteamiento de la existencia de rumba para todo el mundo, sin exclusiones(rumba gay), y ya para terminar, quiero felicitar a los que escribieron este blog y e invitaron a leerlo pues fu algo fresco, ameno y diferente, cositas por hay que corregir pero eso forma parte del aprendizaje de resto interesante , gracias
att yebrail pineda .

Gustavo Cordero F dijo...

Me tomo por sorpresa. cuando me sugeriste la pagina nunca pensé que de esa tarde de relajo que pasamos surgiera una crónica tan fresca. realizada con seriedad y profesionalismo. Sinceras felicitaciones. Es grato descubrir como de una situación cotidiana de jóvenes departiendo puede surgir un trabajo serio a la altura de cualquier publicación al respecto. En un futuro viaje lo repetimos, quien sabe si en ese surja el pulitzer. jajajaja si se escribe asi?

Anónimo dijo...

El articulo esta muy bueno, ya tengo ganas de visitarlos para conocer Monteria.

Marianela Vergara dijo...

Muy rico de leer, y para las personas que conocemos Montería y por alguna razón no vivimos allá, es una carta de despedida y un aviso de que sin duda alguna, siempre llegaremos por allá a pasar un fin de semana o aunque sea un día.
Montería es el mejor vividero del mundoooo y con esto lo han confirmado... muy chevere!

Reinaldo Quiñonez Vergara dijo...

Excelente cronica viejo. me dieron ganas de rumba jjj

Reinaldo Quiñonez Vergara dijo...

Excelente cronica viejo. me dieron ganas de rumba jjj

Anónimo dijo...

La vaina esta bakna...me gusto mucho....buen estilo...interesante....la redacción es entretenida y pluralidad que abarcaste al no discriminar sitios se merecen un aplauso!!!! Un abarazo !!!

Alba Inés Benedetti dijo...

me parece muy chevere la cronica por que de ideas expontaneas es que surgen grandes escritos, se deberia repetir este paseo rumba muy bueno y muy buena la cronica los felicito mis amoressssss

Vicky dijo...

¡¡¡Buenísimo!!!, mientras hacía la lectura me sentí metida en el paseo rumbero, que diversidad de sitos, gente y buena forma de conocer y disfrutar lo que le gusta a la gente de una ciudad, así sin ningún tipo de discriminación, ¡ adelante ! es admirable la manera como ustedes hacen del trabajo una diversión. Felicidades.

Ronald Antonio dijo...

Con sinceridad pienso que el articulo no deja de ser un estéril ejercicio académico, una narración sobre una noche de rumba con los compañeros de la U. Lo más interesante fue el baño unisex en el bar gay pero al parecer estaban tan ebrios que olvidaron tomarle una foto, estoy seguro que la hubiesen disfrutado quienes no frecuentan estos sitios. Con el titulo esperaba encontrar historias de sexo, droga, peleas, romance, el amanecer y los planes del día siguiente... eso es lo que normalmente ocurre en una noche de rumba en Montería y cualquier parte del mundo. De todas formas se deja leer y creo que merece una buena nota, que al final es el objetivo del articulo. Un abrazo

Anónimo dijo...

A ver... inicialmente, pensé que se trataba de una historia que terminaría en un dramático final.. cuando estaban en La Vaquita, pero después entendí que estaban era algo desprogramados, sin plata y picados del trago... por lo visto lo mejor fue People, lo único que faltó fue que sacaran a bailar a una de las chicas otra chica, como para rematar la noche...
De manera constructiva les comento que hace falta un poco de redacción, utilizar mas sinónimos y no llegar al pleonasmo, pero en términos generales el intento es válido y estoy seguro que con mas estudio y experiencia serán muy buenos comunicadores...

La rumba en Montería es buena, sana también dentro de los parámetros normales, esta es una ciudad que apenas está creciendo y evolucionando y todo lo que llegue es una novedad para muchos y a veces extraño.. pero hay que asumirla!!!

Felicitaciones y abrazos!!!

Jocho

Anónimo dijo...

Muuchas gracias a todos por sus comentarios, que positivos o negativos ese es nuestro principal objetivo... Respecto al por que no incluimos las fotos del baño unisex, como notarán es un trabajo académico pero también profesional por lo tanto necesitábamos del permiso del administrador del bar para poder subir las fotos y solo nos autorizó la de la fachada y las que están en el blog... Ronald. gracias por tu comentario ya que así nos permitiste hacer la aclaración

Anónimo dijo...

Haaa se me olvido firmar el comentario de arriba... Soy Queynny Paola Marrugo, una de los integrantes del gran equipo!!!

carlosbuelvas dijo...

ESTA BUENISIMO! Bacano ver a montería cada vez mas grande y con un ambiente propio y unico par estimular el turismo y la belleza de la ciudad. un abrazo y FELICITACIONES! buen articulo!

Samir Salazar dijo...

Buen escrito los felicito... "Monteria esta de moda" que orgullo es ser Monteriano ...